El camino correcto...

27 octubre 2011



¿Cuándo podemos saber si el camino escogido es el adecuado? En ocasiones, en los últimos años, creí estar tomando la senda más apropiada a mis necesidades, sin embargo, llegado el final del camino, lo hallado no fue lo verdaderamente esperado. Es en ese punto en el que me planteé si todo lo vivido mereció la pena. Me pregunté qué hubiera pasado de haber tomado un rumbo distinto. Y así, después de mucho pensar, llegué a la conclusión de que la vida no está hecha para seguir una única dirección y que mientras caminaba, infinitos atajos estuvieron ahí presentes, acompañándome para salvaguardar la esperanza de encontrar aquello que más ansiaba. 
Solo existe una forma para saber si las decisiones tomadas son las correctas o no. O las tomas con el corazón, aún a sabiendas de las dificultades, o las tomas con miedo, quedándote así por siempre al amparo de otras personas, de otras vidas, que guían tus pasos sin tan siquiera oponerte.


1 comentario:

  1. "Que haya un camino marcado no significa que tengas que seguirlo", decía el anuncio de no-sé-cuál marca de coches, BMW, creo.

    Echa un vistazo a la Ítaca del poeta.

    Esa es la senda

    ResponderEliminar