La magia que lo inunda todo...

26 octubre 2011




Después del gran descubrimiento de ayer (los Mazzy Star) me puse a pensar en la cantidad de canciones, películas, libros, pinturas, grandes artistas que me quedan aún por conocer y que están aquí, conviviendo conmigo en este mundo. Puede que estén a kilómetros de distancia o muy cerca, en la calle de al lado, en mi ciudad esperando a ser revelados por un "clik" del teclado de mi ordenador o por una inesperada "causal" casualidad. Internet es la gran ventana hacia el mundo. Y es en este mundo de redes invisibles donde aún perduran los genios que ya no están entre nosotros pero que dejaron de forma generosa su legado para que otros, más allá del espacio y el tiempo lo pudiéramos contemplar, leer y escuchar; en definitiva admirar. Todos tenemos un don escondido en alguna parte de nuestro yo. Un don único que nos hace diferentes al resto, singulares. Y es nuestro deber encontrarlo porque eso es lo único que dejaremos en esta vida cuando nos hayamos marchado. Eso es precisamente lo que poseen la mayoría de los grandes genios y artistas, la valentía de seguir los dictados de su corazón y luchar contra, en ocasiones, un mundo de adversidad para hacer llegar su magia. 
Hace un tiempo, escuchando a la gran Martha Wainwright cantando Dis, quand reviendras-tu? no sabía que la original la interpretaba una cantante francesa llamada Barbara. Martha la canta maravilosamente bien, pero Barbara tiene un "algo" que me deja paralizada. ¿no creéis?


1 comentario:

  1. Me encanta, gracias por descubrírmela... te voy a mandar un mail, vale?

    ResponderEliminar