Melancolía

08 octubre 2011

Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.




Melancolía es el título de la última película del genial director Lars Von Trier (por mucho que se empeñe en tirar por la borda ese calificativo con estúpidas declaraciones sobre su simpatía hacia Adolf Hitler) y aunque no puede compararse con la ya obra maestra "Bailar en la oscuridad", le anda a la zaga.
Melancolía está ambientada en un ahora indeterminado y en un espacio aislado. Alejados del ruido y la muchedumbre, sus tres personajes principales, Kirsten Dunst, Charlotte Gainsbourg, Kiefer Sutherland (todos fantásticos) tratan de vivir, cada uno a su manera, sus últimos días en este mundo mientras el planeta Melancholia se dirige hacia la tierra para terminar colisionando con ella.
La palabra que da título a la película es, en verdad, la auténtica protagonista. Inundando la atmósfera de una profunda tristeza bajo la bando sonora del "Tristán e Isolda" de Richard Wagner. Y el final, aunque es conocido, puede dejarte (como me ocurrió a mí) con cierta desolación. A no ser que uno se sienta identificado con la protagonista, Justine (Kirsten Dunst) aquejada de una profunda depresión y que ve en Melancholía un fiel amigo que puede poner fin a sus días de oscuridad.

Os dejo con el video del trailer subtitulado. Y si os animais a verla espero que os guste.  Aunque aviso: No es apta para aquellos que no gusten de películas pausadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario