¿Y tú qué eres? Puff...¡Y yo qué sé!

02 noviembre 2011

 Ilustración de Nicoletta Ceccoli

"¿Y tú qué eres?", me preguntan algunos con cara de expectación. Y yo, mirando al suelo para no hacer visible mi enfado, me muerdo la lengua, cojo una honda bocanada de aire y al fin con resignación contesto: "Bueno, yo estudié Trabajo Social y ahora estoy en paro. Pero me estoy preparando unas oposiciones, a ver si tengo suerte". Mi respuesta es titubeante, siento incluso un calor agudo que me sube del estómago y recorre mis entrañas hasta depositarse en mis mejillas. "¿Ya está?", me digo. "¿Eso es todo lo que soy? ¡No! Pedazo de imbécil. Yo no soy un puñetero título ni soy aquello que desempeño en un jodido horario laboral. Tampoco soy por lo que gaste mi tiempo ni por el sueldo que perciba ni por el estatus conseguido o por la cantidad de personas que tenga a mi cargo". "¡Oh, qué bonita profesión la de trabajador social!", me dicen de forma condescendiente. Y yo respondo un risueño "Sí", cuando en verdad quisiera decir: "¿Bonita? ¡No! ¡No es bonita! Es cruel y asfixiante. La mayor parte de las veces te deja un rancio e impotente sabor en la boca con el que tienes que convivir a diario. Ves miserias, hambre y dolor, y, a no ser que tu ego haya invadido tu mente hasta la más completa enajenación creyéndote una supermujer, te das cuenta de que todo no es más que un engaño y que tú eres partícipe de él ingiriendo grandes dosis de vanidad a costa del pesar ajeno. ¡No! No es una profesión bonita". Luego se van, y yo quedo paralizada, sin pestañear, observando cómo se alejan envueltos en una nube de ignorancia tan espesa como la nube de cobardía que cubre mi corazón.


2 comentarios:

  1. Me parece fatal que hayas detectado una nube de cobardía sobre tu corazón y no sólo admitas que existe, sino que le otorgues poder hablando de ella en este post.

    Por lo demás, Trabajo Social suena ambiguo -sí, suena ambiguo, no me tires piedras, zé-lo-que-eztoy-diciendo- porque los dos 'palabros' -'trabajo' and 'social'- contemplan un espectro más amplio que el diámetro de Falete.

    Eso sí, que eres más-que-toh, me di cuenta.

    Te mando besos renovados con hojas rojas. Ahí es ná.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja...Tienes razón Larisa, no debo de dar ni un minuto más a esa nube de cordía que cubre mi corazón, pero es que luego dicen que soy una borde si voy por ahí dando ese tipo de contestaciones, así que de vez en cuando tengo que tragarme las palabras. Y sí, de nuevo te doy la razón, trabajo Social suena a amabiguo, tanto, que ya hace años que terminé la carrera y aún no sé realmente qué significa...
    Un abrazo y gracias por tus besos renovados con hojas rojas...:)

    ResponderEliminar