De amores que aún permanecen aunque se hayan ido...

27 enero 2012



Él se fue en un blanco corcel de humo y fuego,
se fue en un gigante de acero
tan blanco como el espacio
vacío
existente entre el lagrimal y mi pupila.

Y yo quedé.

 
Él se fue al norte en un arranque de locura
indeleble
ya en mis recuerdos, perdura el horror
de agujeros negros. Esos que todo lo absorben.

Y yo quedé. Atrapada por su oscura gravedad.


Él se fue. Sí, yo le vi alejarse

a lomos de un dragón de escamas albas fulgentes bajo el sol
desapareció ante mi vista deslumbrada por su luz.

Y yo quedé. Aquí. Capturada. Capturada y rota. Hundiéndome,

oculta en lo más agudo del abismo.

Sí.

Quedé.

 Carol Munt©

 El Amor es como el agua, recorre e inunda  cada grieta de vida, cada fisura...No lo observamos cuando intuimos que está presente, pero lo añoramos cuando pensamos que ya se ha ido...

William Fitzsimmons (afterall)

Después de todo, todavía te amo... Después de todo, todavía te deseo...Después de todo, me seguirás teniendo. Por favor, no me dejes después de todo...En lo bueno y en lo malo, después de todo. En la salud y en la enfermedad. Hasta que la muerte nos separe (después de todo)...hasta que la  muerte nos separe

1 comentario:

  1. Poco más que añadir. Qué tristes son los finales cuando no acaban bien...

    Pasa un buen sábado.

    Un beso.

    ResponderEliminar