Si yo pudiera me llevaría la tristeza de tu cabeza...

13 enero 2012

 
Dices que me pierdo a cada instante,
que el futuro está en el aire y mi vida del revés.
Ya sé que siempre dices lo que piensas,
por eso siempre escucharé aunque me duela.

Aunque queramos, no siempre podemos modificar la mentalidad de las personas. Tratamos de hacerlo eligiendo las palabras adecuadas, mostrando nuestra mejor sonrisa, a veces incluso, nos irritamos. "¡Cómo es posible que exista gente así!", exclamamos. Sin embargo, nada cambia. Ellos son ellos y tú eres tú, yo soy yo. Esa es la única realidad que desde nuestra percepción puede ser modificada. No existen buenos ni malos, no existe lo verdadero o lo falso, tampoco lo negro es absolutamente negro y  lo blanco un blanco perfecto. Lo bonito y lo feo únicamente depende de nuestra forma de mirar... Podemos angustiarnos y dejar entrar la ira en nuestro interior por las palabras ajenas o simplemente dejar que las opiniones desaparezcan hechas añicos al chocar contra nuestro muro de la indiferencia y la aceptación. De esta forma, las palabras negativas que los demás viertan contra nosotros jamás nos harán daño.

P.d.: Ayer estuve en un concierto acústico de mi grupo favorito: Amaral. Estuvo genial (siempre es así). Y en esta ocasión quería traer a mi espacio esta canción que para mí es un himno. Espero que os guste...



No hay comentarios:

Publicar un comentario