Angustioso silencio...

28 marzo 2012


Son los gritos del silencio,
como zumbidos que llegan a mis oídos procedentes del más allá.
Y yo me aferro con fuerza a tu cintura desnuda.
¡Cuánto bien me hacen los sonidos de tu respiración acompasando el vaivén de tu pecho!
No dejes jamás de respirar...
Si lo hicieras podría hundirme en la soledad de una nada que clama por algún sonido ya perdido.

©Carol Munt

P.d.: Últimamente mi vida está llena de silencios incómodos a los que seguramente deberé irme acostumbrando.

Un fuerte abrazo a td@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario