Esperando a que Ícaro caiga...

26 abril 2012



Hay personas que se comportan como Ícaro y vuelan alto. Y desde la encumbrada pose de su cuerpo observan y juzgan a los que con paso humilde deciden caminar por este mundo envueltos en un manto de tiento presente. Contemplan erguidos sobre su pétreo altar las supuestas fallas que a corazones flexibles no importarían; estos, los de corazón flexible, ya cayeron en su día envueltos en llamas de sol y es por ello que al alzar la mirada no se atemorizan por tales alturas conseguidas por otros, pues saben que tarde o temprano esos otros también caerán...

P.D.: Esperando a que caigan hoy los aún subidos a un pedestal...

No hay comentarios:

Publicar un comentario