Día mundial del Jazz... y yo esperando un milagro.

01 mayo 2012

Esperar que suceda un milagro puede resultar a veces desconcertante y más cuando el suceso que deseas que se haga realidad aún no está del todo enfocado. Dilucidar de forma clara aquello que quieres conseguir es complicado y más cuando las verdaderas causas aún permanecen ocultas en tu interior. Es por ello que solo queda esperar y ver qué rumbo toman los acontecimientos... El otro día leí que cuando quieres conseguir algo es mejor que lo dejes en manos del universo, pues él es mucho más sabio de lo que podrían serlo tus pensamientos, y más tus necesidades. Así pues (y aunque cueste a veces un triunfo) dejaré mi destino a merced de los astros.
La paciencia es una gran virtud y las cosas importantes siempre requieren su tiempo...

P.D. Hoy es el día mundial del jazz, y qué mejor forma de terminar esta entrada que deleitarnos con una de las mejores voces del panorama "jazzero" (toma palabro que me acabo de inventar). Con todos ustedes: Ella Fitzgerald.

3 comentarios:

  1. ¿El milagro nos lo ofrece el universo, o tenemos que trabajar día a día, poquito a poco para alcanzarlo? De cualquier forma, es cierto que requiere grandes dosis de paciencia. Paciencia, una de las mejores virtudes, ya que su práctica nos enseña a ser fuertes y valorar aquello que estamos esperando.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón Anaís, los milagros también llegan cuando los vas trabajando poquito a poco...pero también creo que hay ocasiones en las que tanto trabajo y atención puede frenar su realización, es entonces cuando debes soltar un poco y dejarlo en manos del "destino".
    Un fuerte abrazo. :)

    ResponderEliminar
  3. Estoy contigo. Yo también opino que hay algo inexplicable, algo, llamémoslo prodigio, llamémoslo magia, llamémoslo milagro.

    Abrazo de vuelta :)

    ResponderEliminar