Conversaciones con el techo.

04 noviembre 2012

Autor: Martín Martín

Ella hablaba con el techo de su habitación. Cada noche, a eso de las doce, se tumbaba sobre el mullido edredón de su cama y clavando la mirada en un punto indeterminado del blanco techo comenzaba su conversación. Vehemente unas veces y serena otras, pero jamás indiferente a lo que su interlocutor tuviera que responder. Ella jamás lo oía, únicamente sutiles pensamientos cruzaban su mente, y entonces, los tomaba como una señal de feedback, desordenado en la mayoría de los casos pero siembre instructivos. Luego, cuando el sueño llegaba, sus palabras se iban perdiendo lentamente entre los muebles de la espaciosa habitación hasta la mañana siguiente. Despertaba, y solo después de haber posado sus pies en el frío suelo era consciente de que aquel techo blanco era en verdad su otro yo. Esa minúscula porción de ella que, escondida bajo una capa de temor y olvido, pugnaba por salir y hacerse presente en su corazón. Sin embargo, con el transcurrir de las horas, aquel destello de consciencia se iba apagando y el techo blanco de la habitación se iba haciendo más y más presente.

P.D.: A veces, los techos blancos de una habitación pueden resultar una verdadera salvación...


Muse/Exogénesis. Part 3 (Redemption)

No hay comentarios:

Publicar un comentario