Planes para un domingo que, como el río que fluye, ya no volverá...

25 noviembre 2012

  1. Abrir las ventanas y dejar que el aire de lluvia rocíe los rincones tristes de mi hogar.
  2. Perfumar el ambiente con incienso de Tantra, aunque la ocasión no corresponda a dicho acto.
  3. Preparar una comida ligera, pero lo suficientemente saciante como para aliviar mi impulsiva adicción al chocolate... (no creo que lo consiga)
  4. Escribir la correspondiente entrada en este mi otro hogar (en ello estoy)
  5. Terminar finalmente el capítulo IV de la novela corta que tengo entre manos (no os asombréis, el libro únicamente tendrá siete capítulos... o no)
  6. Leer algún capítulo de los tres libros que he empezado:
      1. Tormenta de espadas (Juego de Tronos)
      2. Ana Karenina (tengo necesidad de leerme algo de Tolstoi)
      3. El guardián entre el centeno (ya era hora...)
  7. Conversar con mi amiga/hermana sobre el porqué el amor tiende a escaparse de las manos cuando ya lo creías fuertemente apresado. Todo ello mientras nos ponemos tibias de patatas, cocacola, aceitunas y chocolates varios...(si ya lo sabía yo)
  8. Ver alguna película bajada fraudulentamente de cualquier portal existente para tal propósito (no me penséis mal, por favor)
  9. Y para terminar... ir descubriendo, de a poco, el último trabajo de Julia Stone... mientras contemplo el techo de mi habitación, justo antes de que el sueño llegue.
Sí. Teniendo en cuanta que hoy la teoría Nietzscheriana del "eterno retorno" nos sobrevuela sin tan siquiera rozarnos, he tomado la determinación de vivir y sentir cada segundo de este domingo.Y mañana...¡Dios dirá!
Un fuerte abrazo a tod@s. ;-)


2 comentarios:

  1. Todos los puntos son importantes sin ser necesarios, el que no tiene ordinal es el vital.
    ¡Vive y siente cada segundo!
    Abrazos malva

    ResponderEliminar
  2. A veces los puntos más necesarios son los menos importantes ;-)
    Abrazos, Ester.

    ResponderEliminar