A veces necesito un "baile lento"...

17 febrero 2013

Como hoy. Como esta tarde de domingo cuya letanía se me cala hasta los huesos. A veces necesito un baile lento e imaginar que todo es real. Y que el aroma a sándalo que se expande por toda la estancia lo hace con un propósito. Un baile lento, aunque el único cuerpo que sostenga entre mis brazos sea el mío, y al acabar la melodía sea consciente de que todo ha sido un sueño... Sí. Un baile lento, aunque él solo sea una imagen en mi recuerdo... un pensamiento ya acabado. Un fantasma en la memoria...

P.D: Es lo que tiene escuchar a Scout Niblett cantar "Kiss". Que la imaginación vuela, volviendo a hacer de las suyas...


Un beso pudo haberme matado, cariño; si no hubiera sido por la lluvia. Y tuve un pensamiento; pensé que algo se estaba acercando. Sentí, durante mucho tiempo, que venía. Si yo debo ser la tonta, que así sea... Esta tonta puede morir ahora por un disparo en el corazón. ¿Cómo? Lo vi venir durante tanto tiempo. Cariño toma mi mano y llévame hacia el amanecer. Secuestrémonos mutuamente, y empecemos a cantar nuestra canción. Porque mi corazón ahora está cargado. ¡Oh! Está bailando en mi pecho. Y yo vuelo, y me aparto del hecho de aquel beso. Porque yo... Pudo haberme matado... pudo haberme matado; si no hubiera sido por la lluvia. ¡Oh! cariño, déjame soñar. Porque en algún lugar en mi interior te he estado esperando pacientemente. A ti. A ti... Así que... no rompas mis sueños. No rompas este sueño. Y la lluvia nos exaltará, así como la noche se dibuja en los vientos que soplan a nuestro alrededor. Así es como nosotros empezamos. ¡Qué manera de comenzar un fuego! Roto ya al acabar el día...

4 comentarios:

  1. Creo que esos bailes lentos son una delicia... tiempo parado...necesidad de frenar tanto, tanto..
    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el tiempo se para. Aunque solo sean los 6 minutos que dura la canción. :-)
      Besos.

      Eliminar
  2. Bailar lento, aunque sea con una misma, siempre es un regalo. Detenerse por un momento y disfrutar de una compañía imaginaria, perfecta y con esencia de sándalo. No se puede pedir un momento mejor.
    Un beso enorme, Carol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo bueno que tiene la imaginación, que siempre puede hacer que tus deseos se cumplan, aunque solo sea en la mente. ;-)
      Beso grande silencio.

      Eliminar