De perfectos imperfectos.

06 marzo 2013



—Es perfecto, ¿sabes?
—¿El qué?
—Él. Su sonrisa. Su voz cuando susurra hacia el vacío. Sus ojos; esa mirada de inteligencia innata. Sus manos acariciando mis palabras después de la tormenta. Las ideas; su aplastante sentido común. Un humor transparente, de carcajada sincera. La sensualidad de sus labios. Su piel. Ese caminar armonioso, equilibrado… perfecto. Es perfecto.
—¿Entonces?
—Existe un único y fatal defecto.
—¿Cuál?
—Su corazón no late al mismo compás que el mío…

***

12 comentarios:

  1. Ufff, suele suceder!! Coincidir en el amor no es tan fácil...
    Beso Carol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es cierto... Ocurre a veces, que los momentos de uno y otro no son los adecuados.
      Abrazo fuerte, Eva!

      Eliminar
  2. A mí me lo vas a contar!! He conocido al tío perfecto y le dejé tirado por mi ex. Y esq era perfecto pero... No era para mí. Y no hay más vueltas q darle. Ainssss... Q cosas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es verdad! Y tienes razón, no hay que darle más vueltas. Las cosas cuando son, son. ;-)
      Besos.

      Eliminar
  3. Carol ¡ tú estás enamorada!¡Que gafas tan bonitas suele poner el amor.
    Preciosa tu entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja. Pues sí, André, tienes toda la razón. Estoy completa y perdidamente enamorada; pero... de nadie en concreto. ;-)
      Besos.

      Eliminar
  4. me parece que andrè tiene razon, aca hay amor!!! beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Hay amor. Muuucho amor. ;-)
      Beso grande.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Así es la vida. Y el amor...
      ;-)
      besos.

      Eliminar
  6. Pues es un defecto molesto ehhhh...
    cachissss
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  7. Vaya, qué bonito y que triste (o no)

    :-)

    ResponderEliminar