Una sonrisa en lugar de un euro...

26 marzo 2013

Autora: Beatriz Rípodas.

Esta mañana, volviendo yo del popularmente conocido INEM y pensando si con los diez euros y treinta céntimos que tenía en el monedero me daría para comprar una bolsa de pastillas para el lavavajillas, un muchacho de aspecto despreocupado que se encontraba en medio de la acera practicando juegos malabares me ha preguntado: "Oye, ¿no tendrás un eurillo por ahí, verdad?". Y yo, con cara de cordero degollado he hecho un gesto de negación, pensando para mis adentros: "Espérate tú si tengo para el lavavajillas". Entonces el chico se me ha quedado mirando y con gesto divertido me ha dicho: "Bueno. Entonces... ¿podrías regalarme una sonrisa?". Y así he hecho. Le he regalado la mejor de mis sonrisas... Y es que de esas tengo para dar y regalar.

Besos y sonrisas para tod@s. :-)))

6 comentarios:

  1. oye, qué buen rollo!! Y me has inspirado un montón para un post!!
    Un beso y mi sonrisa también :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me encanta servir de musa! jejeje.
      Beso grande. :-))

      Eliminar
  2. Si ha sucedido realmente me parece estupendo, yo mañana volvería por si está y le ofrecería otra sonrisa y un euro.
    Sonrisas para todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, ha sucedido tal cual :-)
      Abrazo fuerte.

      Eliminar
  3. Gracias Carol, otra sonrisa para ti... (por cierto, yo también estuve en el INEM hace poco, también escribí al salir, curioso... qué será que tiene el inem)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puf, al parecer la oficina de empleo nos inspira, será el ambiente que se respira...
      Gracias, Ricardo, me quedo con tu sonrisa! :-)
      Abrazo.

      Eliminar