De la felicidad y sus formas.

13 abril 2013


—¡Mi vida es una mierda! Tengo tantos problemas que no sé por dónde empezar.
—¿Hace sol?
—Sí.
—¿Tienes gente a tu alrededor que te apoya?
—Sí.
—¿Tus necesidades están cubiertas?
—Sí.
Me enciendo un cigarro.
—Oye, tú fumas mucho, ¿no?
—Bueno, unos fuman y otros se pasan el día quejándose por todo. Ambas cosas matan. Pero mientras tanto yo soy feliz.

4 comentarios:

  1. Oh, por favor!!! me encanta este post!!!! me encanta mucho. lo voy a tuitear. es perfecto. totalmente.
    Ahora añado, uno puede quejarse a veces. A VECES. no todo el puñetero día haciendo el calimero y dando el coñazo a la gente. eso molesta más que el humo de un piti.
    un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Odio a la gente así, que se pasa el día quejándose. Lo pero es que cada vez hay más.

    ResponderEliminar
  3. Ohhh puedo guardarme la respuesta????? es que dan unas ganas de decirlaaaa jajajaj es genial para los gruñones!

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  4. Llego tarde y tengo disculpa, cumple de mi hija y empezó el sábado y terminó ayer, somos excesivos.
    Me ha encantado tu entrada y me permito gritar en tu casa ¡¡Viva!!

    ResponderEliminar