Hoy toca hablar de política...

15 abril 2013

Sí, sí, ya sé que en este mi pequeño espacio jamás hablo de política ni de la crisis ni de los desahucios ni de... Como diría el Llamazares: "Eso no pertenece a mi Negociado" (claro que él lo dijo refiriéndose al Papa) . Pero eso no implica que mi interés, a veces, no repare en ellos; y más cuando tengo la oportunidad de reencontrarme con mi querido primico D., un subversivo de los de pancarta y cacerola; entonces nos podemos pasar una tarde entera arreglando el mundo (genial conversación); cada uno aportando su punto de vista, la suya mucho más rebelde que la mía; y la mía, casi siempre, mucho más objetiva que la suya (no puedo evitar ponerme en la piel de ambos bandos y pensar lo que ellos piensas o sentir lo que ellos sienten, debido a una enfermedad llamada empatiaitis aguda).
El caso es que él fue quien me mostró por primera vez los vídeos de Aleix Saló. Unos esclarecedores cortos animados que bien podrían ser usados como muestra de una clase magistral sobre política y economía. Sin artificios, sin palabras raras; al pan, pan y al vino, vino. Con el primero de ellos, Españistán, me pasé una semana partiéndome de risa (además de con la convicción de que había clavao la problemática española). Luego vino Simiocracia (genial también), y este año nos deleita con Europesadilla. Seguramente muchos de vosotros ya lo habréis visto, e incluso leído (cada corto tiene su libro); aún así, he decidido traerlo hoy al blog como una pequeña muestra, creo yo, de la capacidad que tienen muchos jóvenes de observar la realidad y luego expresarla a través de la creatividad.

1 comentario:

  1. Conozco Españistan pero luego perdí la pista, así que gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar