Lo ignoro

28 abril 2013

Autor: Yana Fefelova

Ignoro por qué a veces me da por ir y venir;
dar vueltas sobre mí misma;
esconderme...
para luego reaparecer como si el tiempo no hubiera echado su manto
sobre este mi mundo de presentes imperfectos.
Pero la esfera gira, y el sol se oculta.
El mar retorna a las noches en calma sobre un lecho de arenas y algas,
y las lunas recorren el calendario menguando su cuerpo,
acrecentando mi deseo de otros cielos; de otros destellos
y violetas crepusculares.
El caso es que yo sigo yendo y viniendo y dando vueltas sobre mí misma,
escondiéndome y reapareciendo
con el único propósito de encontrar mí centro algún día,
y regresar a esa quietud que siempre deseé.

3 comentarios:

  1. Ir y venir, es un ciclo... todos lo hacemos no?
    (yo al menos, muchas veces)

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  2. Pues eso es la vida, la vida que se va deshaciendo y renaciendo sin cesar.
    La ola del mar que nos salpica no sabemos si viene o va.
    La mañana teje su manto que la noche destejerá.

    ResponderEliminar
  3. En eso consiste vivir, en pasear por el acantilado, por la acera, por las nubes, por lo cotidiano.
    Me gustó mucho tu entrada.
    Un saludo

    ResponderEliminar