Deshaciendo lo hecho...

02 mayo 2013

Esta mañana un aire frío ha recorrido mis huesos y con un cómodo gesto se ha aposentado en mi corazón desoyendo mis indicaciones. Ahí ha quedado contemplando mi rostro incrédulo. "¡Vete de aquí!", le he gritado. "Vete de aquí, miserable sentimiento". Luego me he enzarzado en pensamientos ridículos, en bucles de emoción y sinsentidos; en luchas inexistentes; en realidades imaginarias; y al fin, me he dejado caer. Allí donde el silencio solo es silencio y la soledad es el refugio de las almas que aún quieren caminar. Allí donde la libertad está por encima de simples palabras pronunciadas al azar desde las entrañas, allí donde la música es el consuelo, allí donde lo mudo dice más que mil discursos. Allí. Allí. Allí, donde lo oscuro pesa y con la luz se desvanece. Solo un "click" y el calor regresa de nuevo a mí.


P.D: The Irrepressibles siempre me cura las penas inexplicables...


2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Medicina contra una inexistente pérdida o al menos inexplicable.
      ;-) Abrazo!

      Eliminar