El que mucho piensa poco hace...

25 mayo 2013

Por eso yo prefiero hacer mientras pienso y pensar las palabras que escribo, y obligar a mis manos con pausada alegría a teclear letras sobre una pantalla en blanco. Al menos así lo que pienso será trillado por mi parecer consciente y en el discurrir del tiempo todo pensamiento tendrá un porqué que deba ser expresado.



Hoy el sol riega mi pecho
y en su punto medio yo abro una ventana
para poder ver llegar la luz del hogar.


6 comentarios:

  1. Dicho así es real lo que dices, pues se pasa ese tiempo de poder hacer cosas pensando.
    Fijate lo que varía esa frase, intercalando " lo " entre MUCHO y PIENSA, aunque dice lo mismo, pero lo afirma.

    Saludos, manolo
    http://marinosinbarco.blogspot.com.es/

    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, Manolo. Ese "lo" marca la diferencia. Pensar demasiado siempre es malo, hay que hacer caso a la intuición.
      Saludos. :-)

      Eliminar
  2. Yo soy de pensarlo poco, y se nota, pero hay cosas difíciles de mejorar. Tus palabras son de ida y vuelta, el sol calienta mientra buscas otro calor, ¿es eso lo que quieres decir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La poesía está al servicio del que la lee. No importa lo que quiera decir para mí; lo importante es lo que quiere decir para ti. ;-)
      Besos!!

      Eliminar
  3. Que me pille la inspiración escribiendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Practicar el torbellino de ideas, dejar hablar a la voz interior es la mejor inspiración, aunque en un principio no tengan sentido las palabras.
      Besos!! :-)

      Eliminar