Del amor que no llega… ¿O ya está aquí?

04 junio 2013


Me imagino como una pompa que se eleva sobre todas las cabezas y vuela sin resistencia hacia el pequeño espacio de luz donde estás tú.
Tú que no me ves, y yo que ya te extraño jugamos al antiguo juego de escondernos el uno del otro; cruzando mares en tempestad y oasis en pleno desierto; nos susurramos en la distancia, a veces infinita, suaves notas de color.
Al otro lado de los cristales la lluvia golpea con fuerza mis ansiadas intenciones de alcanzarte. Es el cruel viento del norte el que nos separa. Es el cruel viento el que nunca deja que me acerque demasiado a ti.

*** 

P.D: Algunos ya sabréis (supongo) que adoro a Ivan Ferreiro; pues bien, ya espero paciente a que salga su nuevo disco. Menos mal que para ir abriendo boca va dejando algunas pistas de lo que vendrá...


4 comentarios:

  1. Anda que no le echo yo la culpa al viento de todo... de todo...

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff! el maldito viento... habrá que inventar algún artefacto para sortearlo.
      Besos, Abismo!! :-)

      Eliminar
  2. Ya sabes que yo también tengo predilección por las canciones de Iván Ferreiro, aunque algunas blogueras me echan la bronca por ello.
    Culpando al viento o a la lluvia. Será que es pura metereología.
    Un beso, Carol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que te echan la bronca! ¡Ivan Ferreiro es un genio! :P
      Y cuando se dan los dos, lluvia y viento, mejor quedarse acurrucada esperando a que pasen.
      Beso grande, palabricas (me gusta tu apodo) ;-)

      Eliminar