El futuro solo existe en el presente...

02 junio 2013


Una o dos veces al mes solemos reunirnos mis dos grandes amigas y yo para charlar de nuestras vidas: los hijos de una, el trabajo de otra, el "estado" de mi siguiente novela, el amor, la pareja, la familia; hablamos también de política, sobre la crisis del mundo... Pero todo de forma liviana y alegre. Porque nos reímos; nos reímos mucho contando anécdotas y viendo a los niños corretear de aquí para allá, jugando y aprendiendo. Nos tomamos un café o una infusión y nos ponemos tibias de bizcocho casero. Luego, cuando llega la calma, y ya nos hemos contado todo, una de ellas me suele pedir que le "eche las cartas del tarot". No os creáis, es solo un hobby que aprendí en mis años de adolescencia y que sin saber bien cómo ni por qué me ha ido acompañando hasta este momento. Reconozco que no hago ningún ritual a la hora de leerlas, simplemente barajo y hago que la "consultante" escoja, en un principio, tres cartas y dependiendo del resultado pido que elija más. Sin embargo, justo antes de mostrar las cartas, les digo algo que, aunque ya me lo han oído decir muchas veces, nunca me canso de repetir: «Sea cual sea el resultado, no te lo tomes demasiado en serio, el futuro no es inamovible, no existe un único destino, existen tantas consecuencias como elecciones tomemos en el presente. Cada momento, cada instante, cuenta. Lo que hoy muestran las cartas no es más que una posible consecuencia de tus pensamientos aquí y ahora, pero si cambias esos pensamientos el resultado de la tirada se borrará creando otro diferente. Así pues, toma el significado de estas cartas como una guía. Si son favorables, mantén dichos pensamientos hasta llegar al objetivo, pero si son desfavorables dale al botón de “reset” y prueba con un camino diferente».
Ignoro si este discurso les sirve de algo, pero yo lo sigo recitando con el deseo de que al menos algo de él quede grabado en el subconsciente.


Fuerte abrazo a tod@s y feliz semana que comienza!

Os dejo con el grupo madrileño "Hola a todo el mundo"... me apetecía escucharlo hoy.


4 comentarios:

  1. Afortunadamente podemos agitar la bola de cristal y crear nuevas posibilidades de futuro...

    Echadora de cartas ummm :D

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Abismo, afortunadamente muchas veces podemos cambiar nuestro destino... lo difícil es saber cómo.
      ;-) Besos!

      Eliminar
  2. El futuro lo creamos cada día. Con cada elección de alternativas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es... por eso tenemos que ser conscientes de cada paso que damos.
      Besos! :-)

      Eliminar