Todo lo que viene va...

17 junio 2013

“No debes hacer de otra persona tu proyecto de vida; en esta vida el único proyecto al que debes atender eres TÚ...”.
Esta es la frase que el sábado compartí en el Facebook, y hoy quiero contaros por qué.

Veréis, el sábado fue un día un tanto «peculiar», no sé si fue porque los astros estaban estratégicamente alineados o si las fuerzas del más allá se habían puesto de acuerdo para poner las relaciones de pareja patas arriba. El caso es que ese día recibí algunas llamadas de familiares y amigos contándome que su vida sentimental se estaba yendo al garete por diversas situaciones: aburrimiento, desidia, incapacidad de hacer frente a diversas responsabilidades familiares; pero hubo una frase que sonó de lo más contundente: «necesita espacio». Una gran frase. Normalmente esas palabras suelen ser interpretadas por quien las recibe como una muestra de desafecto. «¿Necesita espacio? ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Es que ya no me quiere? ¿Es que ya no desea estar conmigo?». Dudas de lo más comprensibles si no fuera porque el hecho de necesitar espacio no implica necesariamente que hayas dejado de querer a tu pareja. Que alguien diga que necesita espacio significa que necesita de un tiempo y lugar para conocerse a si misma. (Aunque es cierto que otras veces es solo una excusa; pero en fin…)Y es que existen personas que se aferran tanto a su compañer@ sentimental que acaban abandonándose ellos mismos y por ende su propia vida. Dejando de lado a amigos e incluso a familiares, olvidando actividades que solían realizar en solitario o con personas completamente ajenas a su círculo de pareja. ¡Gran error! Suelo decir yo. Las personas, como casi todo en esta vida, van y vienen, tanto por dentro como por fuera. Cada persona es un mundo (y esta frase es literal). Somos pequeños mundos con nuestros miedos e infelicidades, pero también con nuestros deseos, sueños y proyectos esperando a que un día se cumplan. Es por eso que no debemos proyectar todos nuestros deseos en una persona, porque a su vez esa persona tiene sueños propios que algún día querrá llevar a cabo en la vida y puede que en ellos no estés tú. «Si me deja… ¿qué haré yo? Me quedaré completamente vacío» Esa es otra frase muy recurrente y que suele darse cuando tratamos de llenar nuestro vacío interior con otra persona. Creemos que esa persona nos hará felices eternamente, pero pocas veces es así. Una gran irresponsabilidad, ¿no creéis? Dejar nuestra felicidad en manos de los demás en vez de encontrar en uno mismo la suya propia. Pero claro, eso requiere de un gran esfuerzo, pena y, en ocasiones, dolor;  y… Uff, de la temida soledad. Y es que, normalmente, es en la soledad donde encontramos el «relleno» de nuestro vacío, es en la soledad donde únicamente podemos hallarnos a nosotros mismos, mirarnos cara a cara y conocernos. Quizá sea un largo camino, pero merece la pena intentarlo. Sobre todo, porque cuando consigues rellenar ese hueco que tanto te duele con tu propio amor sin necesidad de llenarlo con el amor de otros, entonces eres libre para amar sin condiciones y sin el temor a una posible ruptura, porque eres plenamente consciente de que esa persona no se llevará nada de ti y la dejarás marchar sin dudas ni remordimientos. No somos medias naranjas que necesitemos de otra media para formar un todo. Tenemos que conseguir convertirnos en un todo por nosotros mismos, y así, si encontramos otro todo en nuestro camino, ser su acompañante y su apoyo pero jamás su angustiosa necesidad. 

Y ese día, para más inri, escuché por primera vez la canción de Dani Martín, "Cero". Pura causalidad...


6 comentarios:

  1. Eso de "hasta que la muerte os separe" es dañino y fuera de tiempo y de lugar. yo te quiero ahora ;pero no soy dueño de mis sentimientos, no se si mañana seguiré queriéndote , no es cosa de la voluntad.
    Tienes toda la razón, la pareja debe ser como dos cuerdas de una guitarra que van en la misma dirección pero que cada una necesita su espacio para interpretar la sinfonía de la vida.
    HERMOSA E INSTRUCTIVA TU ENTRADA.
    BESOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado la entrada, André! Y gran frase la tuya! Me encanta...
      Abrazo fuerte. :)

      Eliminar
  2. De acuerdo, el amor dura lo que dura y lo demás es forzar la situación , eso no quita que dure toda la vida. Lo malo es cuando se acaba solamente por un lado. Unos abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho, Ester. El problema viene cuando el amor se acaba solo por un lado, entonces... ¿cómo dejarlo ir sin dudas y resentimientos?
      Abrazo fuerte! :)

      Eliminar
  3. Brillante entrada, Carol. Opino igual que tú, lo has expuesto de forma clara y sencilla.
    Hace poco me compré un libro delicioso, un breve ensayo sobre el silencio y la meditación, de bolsillo. Se titula BIOGRAFÍA DEL SILENCIO y su autor es Pablo d'Ors. Me has hecho recordar un pasaje:

    "El amor romántico [...] suele ser muy falso: nadie vive más engañado que un enamorado, y pocos sufren tanto como él. El amor auténtico tiene poco que ver con el enamoramiento, que hoy es el sueño por excelencia, el único mito que resta en Occidente. En el amor auténtico no se espera nada del otro; en el romántico, sí. Todavía más: el amor romántico es, esencialmente, la esperanza de que nuestra pareja nos dé la felicidad. Sobrecargamos al otro con nuestras expectativas cuando nos enamoramos. Y tales son las expectativas que cargamos sobre el ser amado que, al final, de él, o de ella, no queda ya prácticamente nada. El otro es entonces, simplemente, una excusa, una pantalla de nuestras expectativas. Por eso suele pasarse tan rápidamente del enamoramiento al odio o a la indiferencia, porque nadie puede colmar expectativas tan mostruosas."

    En definitiva, como bien argumentas, "no debemos proyectar todos nuestros deseos en una persona".

    Vivir es crecer y aprender. Mi abrazo de orilla a orilla :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial el trocito de Biografía del silencio, Anaís. Tengo que hacerme con ese libro. Y tienes toda la razón, vivr es crecer y aprender.
      Besoooote grande! :)

      Eliminar