Un acto de amor

27 agosto 2013

Hace un par de días, ya de noche cerrada, bajé al mar a contemplar los destellos de las luces lejanas reflejados en las aguas calmas. Las nubes de tormenta cubrían el firmamento, y el oscuro horizonte más allá del filo que separaba el cielo y la tierra se unió en un acto de amor. Era una noche especial, abierta al silencio, al brillo enmarcado por la penumbra. Luego, un tronar de fuegos artificiales iluminó la inmensidad, como relámpagos de colores. Bañé mis pies en espuma cálida y grabé aquella imagen por siempre en mi memoria. 


8 comentarios:

  1. Un bonito recuerdo.
    Ya vamos regresando todos, y ahora esperar que regrese el otoño, lo añoro.
    Saltibrincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también añoro el otoño... Tengo la sensación de que este verano está siendo muyyyyy largo ;)
      Sí, ya vamos volviendo a la ansiada rutina (al menos para mí)
      Abrazo fuerte!

      Eliminar
  2. Un acto de amor, entrega, goce, simbolismo, comunión con la naturaleza...¡¡me fascinó leerte!!
    Una sonrisa y hasta pronto,
    Gala
    http://galahoogstraten.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gala! Me alegro de que te haya gustado :)
      Yo también te leeré, seguro!
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Que bien has enmarcado el recuerdo entre palabras, Carol...y que gusto regresar para acomodarse entre ellas...

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es un gusto comenzar a reunirnos todos de nuevo!
      Abrazote!

      Eliminar
  4. Esas noches de tormenta...
    Yo tambièn añoro el otoño y, por lo que veo, somos unas cuantas. Quizás sobrevaloremos las noches de verano, salvo alguna como la aue tú describes tan bien.
    Un placer leerte, como siempre.
    Besos, bonita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos para ti también, palabricas!
      Ya vamos llegando tod@s... :)

      Eliminar