Y al fin llegó la tormenta...

30 agosto 2013


Llevamos algunos días observando el cielo. Contemplando las grandiosas montañas que configuran el paisaje de Almería y cuyas figuras se veían difuminadas por enormes nubarrones de color grisaceo y azul. Deseabamos que avanzaran, que regaran con estruendo la arena y el mar. Pero esto no sucedía. Pareciera que las aguas con sus olas hubieran ganado la batalla. Hasta hoy. Hoy los cielos se rompieron haciendo retroceder al dios Neptuno. Por fin...

1 comentario:

  1. Que bonita foto, me hubiera gustado estar cerca. Abrazo

    ResponderEliminar