Las palabras como generadoras de cambio...

25 noviembre 2013

Puedes pasar media vida intentando huir de algo o de alguien. Como si una sombra cubriera tus pensamientos y te obligara a guardar algo de tristeza en tu corazón. No sabes por qué, pero de cuando en cuando reaparecen sus temores. Sin embargo, un día despiertas y en el recorrer de sus horas escuchas una palabra, una frase que te hace vibrar. Una pequeña luz se ha encendido en tu interior, en el pecho y en el intelecto; y ocurre luego que aquello que tanto pesaba, aquella oscuridad tras de ti desaparece en la nada y se nos antoja incluso absurda, carente de sentido. Nuestra percepción ha cambiado. Hemos roto un eslabón más de nuestra cadena. El camino se hace más llano y ligero; y podemos continuar sin un trocito de quien creíamos ser.


Meditó unos segundos aquella frase
Y su entendimiento cambió un pedacito en su interior.
Ya nunca sería la misma.
Ya nunca vería el mundo con los mismos ojos.
Es ahí donde radica el cambio,
en el interior, nunca en el exterior.

4 comentarios:

  1. Eso es cierto, cargamos con un peso y no hay manera de descargarlo pero un buen ida desaparece, a veces si has oído esas palabras a las que aludes ni siquiera has sido consciente de ello Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces no somos conscientes del poder de esas palabras hasta que llega el momento apropiado. Todo siempre sucede por algo.
      Abrazo grande, Ester. :)

      Eliminar
  2. Creo en las palabras, en su poder... en la fuerza de ellas, y sobre todo cuando son dichas con el alma y el corazón. Cuando esas palabras sirven para ayudar, crecer y DESPERTAR de los malos sueños.
    Tu blog, es especial Carol
    Un abrazo desde mi mar:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Ángeles. Hay palabras que sin saber muy bien por qué te hacen "despertar", y no tienen por qué ser palabras bonitas. Una mala frase en un momento dado puede hacerte caer de tu pedestal y hacerte más humilde, por ejemplo.
      Me alegra mucho que te guste el blog :)
      Abrazo fuerte desde Madrid. Aunque dentro de poco yo también me iré cerquita del mar.

      Eliminar