Mi yo y mis muchas inspiraciones que me da la vida

02 diciembre 2013

Si el mundo quedara destruido, y no hubiera en él ni libros, ni música, ni más arte que el cielo nocturno plagado de destellos titilantes, no me importaría. Pues por música pondría mi voz y por historias las que yo escribiera en la arena...

Siempre lo digo. Es una de mis frases favoritas: El arte llama al arte. El arte genera arte. El arte inspira al arte. Una imagen en una fotografía puede llegar a ser musa de grandes historias; al igual que un cuadro, abstracto o no. Todo cuanto traiga como respuesta una emoción tiene la semilla de ser contada en una novela, en un poema, un relato... Solo hay que saber mirar y ver. Observar lo que hay más allá de cada gesto, cada palabra, pincelada o sonido.
A mí la música me inspira, y el cine, y la pintura, y el teatro... Pero sobre todo la música, no lo puedo remediar. Oigo una canción y ¡Zas! me imagino una escena y de ahí otra, y luego otra. De ahí un principio, del principio me imagino un final y del final me viene un título... y del título... 
Eso es lo que me pasó ayer en el concierto de un hasta entonces desconocido para mí "The tallest man on earth"... estuvo genial. Aunque lo mejor fue la pedazo de historia que luego surgió en mi cabeza. Hay muchas aristas en ella que aún hay que limar; pero con tiempo y paciencia; que se me juntan las letras y entonces no puedo continuar...


2 comentarios:

  1. Me encanta la guitarra de la canción que has colgado y coincido contigo. En realidad, la historia, la escena puede estar tras cualquier detalle. Aún recuerdo ver a un hombre con una mancha de nacimiento bajo un ojo y pensar que parecía una lágrima perpetua...Enhorabuena por el blog, las interesantes reflexiones y creaciones.

    ResponderEliminar
  2. Detrás de cada escena hay una historia que contar ;) Muy bueno lo del hombre con una "lágrima perpetua" bajo su ojo :))
    Un abrazo fuerte Sandra

    ResponderEliminar