De miradas y mares.

01 agosto 2014

La mirada en un punto fijo del vacío. Escribir a pesar del sol. Del sol cayendo en cascada sobre mi espalda. El mar y el viento de poniente. El mar en su punto medio. Por que el mar siempre es virtud, siempre equilibrio, siempre; aun en noches de tempestad. Siempre. Y el siempre acechando mis ganas. Esas ganas de un todo que una vez fue nada. La nada que ahora se demora y se esconde entre los pliegues del atardecer. Media luna en el horizonte; y un pájaro surcando su centro. Eso es todo; todo y nada en un mismo espacio. Todo y nada a la vez.

1 comentario: