LOS ÚLTIMOS CAPÍTULOS DE UNA NOVELA REQUIEREN SIEMPRE UNA PROFUNDA MEDITACIÓN.

20 enero 2016

Así es. Al menos para mí. Cuando voy a escribir los dos o tres últimos capítulos de mis novelas, lo pienso. Lo repienso. Lo requeterrepienso hasta que, finalmente, compruebo que han de ser así y no de otra forma. Medito las posibles opciones. Las escribo tipo bocetos. Imagino diferentes escenas. "¿Qué pasaría si...?" "No, esto no tendría sentido" o "Mmmmm, esta acción sería interesante". Todo siempre dentro de una absoluta concordancia con el conjunto, claro está. Personalmente creo que los últimos capítulos de una novela deben ser tan importantes como los primeros. Los primeros capítulos deben enganchar al lector y los últimos deben dejarlo con un gran sabor de boca. Son el postre y como tal deben ser tratados. Es por ello que requieren un tiempo de meditación. Reconozco que no hace mucho que me he dado cuenta de ello. Con mi anterior novela lo descubrí a base de avisos: "Oye Carol, me ha gustado mucho tu novela, pero creo que el final es demasiado abrupto". No fueron uno ni dos ni tres... Y fue entonces cuando decidí incorporar un capítulo más. Es cierto, el círculo no estaba cerrado y después de meditarlo lo corregí. Lo que anteriormente había hecho con mis dos primeras novelas, lo había descuidado en "El punto medio del corazón", y la historia no se lo merecía. "A partir de ahora no volverá a pasar", me dije. Y es que ya lo escribí en alguna entrada anterior: "Las prisas no son buenas". No, nunca lo son. Así que con "Nunca dejes de mirarme", me estoy tomando mi tiempo. Enfrascada como estoy en la escritura de los últimos capítulos, cada vez la meditación se hace más necesaria. Que se lo digan a mi familia cuando en mitad de una sobremesa me sorprenden inmóvil mirando al infinito. Menos mal que ya están acostumbrados. 

Posdata: Sigo con la transformación de mi espacio Web. Quería que fuera algo más acogedor, tanto blanco me estaba abrumando. Le quedan algunos retoques más que iré añadiendo poco a poco. A mí me está gustando. Y a vosotros... ¿qué os parece? ☺




1 comentario:

  1. Como dices las prisas no son buenas. Todo en la vida necesita su tiempo de meditación

    ResponderEliminar