CRÓNICAS DE UNA #ESCRITORA: EL PUNTO Y FINAL DE LA NOVELA

03 marzo 2016

El sábado pasado fue mi cumpleaños. Ya son cuarenta. 
Hace una par de semanas, una amiga con la que estaba comiendo me dijo: 
"No sé qué me pasa últimamente; estoy rara. Yo creo que es por la crisis de los cuarenta. Ya me queda poco para llegar".
En ese momento fui consciente de lo mucho que pesan esos números y respondí:
"Uff... Es verdad. A mí me pasa lo mismo".
Aunque segundos después cambié de parecer:
"Pero, si lo meditas bien, teniendo en cuenta que pienso vivir hasta los cien años en plenas condiciones, estar en los cuarenta es como estar en la flor de la vida".
A mi amiga le entró un ataque de risa. 
En fin... quien no se consuela es porque no quiere.
El caso es que el día de mi cumpleaños lo dediqué a escribir. Toooooodo el día. Y es que me pilló en un momento decisivo a nivel literario. Me refiero a ese momento en el que te enfrentas al desenlace de la novela. La meta tras un largo trayecto. Esos últimos capítulos que, digan lo que digan, para mí son los más importantes. El "sprint" final...
Ese día, el sábado 27 de febrero, puse el último punto a la historia. Ya era de noche y aún recuerdo la sensación. Es cierto, no hay sensación comparable para un escritor que la incomparable sensación de poner el punto y final a una novela. Entonces todo desaparece: los momentos de dudas, los días de bloqueo; esas horas en las que la ya famosa palabra procrastinación nos susurra al oído y nos seduce con cualquier actividad poco productiva. El muro... ¡Ains!, a mí me pasa lo del muro, que me siento a escribir y necesito unos momentos de concentración para romper la pared que separa lo real de lo irreal. Hasta que oprimes la tecla con un minúsculo punto grabado en la superficie y dejas atrás el pasado. Y es que el punto y final de una novela no entiende de pretéritos. Él es el presente, y si me apuras el futuro. Aunque aún es pronto; todavía le quedan algunas etapas de gestación a lo escrito; no muchas, pero sí las más importantes. Esas en las que va cogiendo peso e importancia, y en las que poco a poco va demarcándose a la perfección su anatomía. Esta vez no tendré prisa. Ya me lo propuse, ¿os acordáis? Esto va en serio (me lo enseñó mi agenda de buhitos). Que las cosas bien hechas, bien parecen.
En la próxima entrada os hablaré de ella, o de él (novela/libro). No es la primera vez que lo hago. Ya la he nombrado en numerosas ocasiones. De hecho, al final de este blog hay una entrada destacada sobre "Nunca dejes de mirarme". Hablaré sobre la portada, sobre el proceso de creación de la historia (sin desvelar lo importante, por supuesto). Os contaré algunos detalles espacio/tiempo. Podréis oír las canciones de su banda sonora. Quizá grabe un vídeo a lo Booktuber "FortyUp" y mate dos pájaros de un tiro (hum...pájaros...)No sé, lo del vídeo se me acaba de ocurrir. 
Sea como fuere, ya queda menos para el gran día. Dentro de poco pondré el cronómetro para la cuenta atrás...
Y eso es todo, por ahora.
Un fuerte abrazo y sed felices. ☺



8 comentarios:

  1. Felicidades, con retraso, y si estás en la flor de la vida. Seguimos pendientes de tus avances editoriales. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ester por la felicitación. Ya dentro de poco saldrá mi última novela (espero) :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Buen comentario. Es ver por fin a nuestro hijo ponerse de pie. Te dejo mi blog sobre marketing para escritores. está dando sus primeros pasos. Espero que te sea útil. http://herramientasdescritores.blogspot.com.es/
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Liliana. Por cierto, muy bueno tu blog. Ya te sigo ;)
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Querida Carol: qué sensación de paz 'constructiva' es la de escribir el día de tu cumpleaños. Tú hiciste esta elección voluntariamente; celebraste contigo misma el don de estar viva... ¿Y de qué manera? De la mejor forma posible: escribiendo. Enhorabuena por concluir la novela. Puedo congratularme de haber seguido su crecimiento durante el verano de 2014 cuando la publicabas por capítulos en internet. Después comenzó una dura etapa de reescritura que culmina ahora.

    Que este año que acabas de estrenar te depare numerosos frutos.

    Mi abrazo Es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anaís. Sí, la verdad es que no encontré mejor manera de celebrar mi cumpleaños que escribiendo. Ya queda muy poquito para que la novela vea la luz. En breve iré descontando los días... He pulido bastante la novela que ya publiqué en su día (hasta el capítulo 19). Si decides leerla, espero que me digas qué te ha parecido.
      Abrazo grande. ☺

      Eliminar